viernes, 8 de febrero de 2008

Dame de tu Santa Templanza Señor.

No tengo un vacío espiritual, pero, sigo siendo tan solo un vaso medio lleno.. Y eso no es suficiente.
Todas estas faltas de animo me hacen sentirme miserable, y eso es lo que menos quiero, pues no lo soy! Tengo tantas bendiciones en mi vida como cualquiera y muchas más de las que puede alguien desear.

No me hace falta ser millonaria para ser feliz... Es más, ni siquiera me interesa el dinero para ser sincera, nunca aprendí a adorarlo, así que me parece algo que esta allí nada más.

Tampoco es que me haga falta una media naranja-¿o talvez sí?- puesto que ya ni ganas me dan de darle a un guiño a algún hombre guapo -jejej cuando de formalidades se trata porq jugando si- de tan solo pensar que después del guiño habrá una platica, después de la platica un trago (o cuando mucho una cena) y después de ahí.. NADA por q lo que seguía era el puto sexo que aun no quiero dar, así que, entusiasmo masculino muerto = No hay segunda cita.

Tampoco tengo aquel sueño frustrado de algunos, de ser una estrella famosísima. (Claro esta, que si me frustra el no ser Donald Trump, o Bill Gates (y no por el dinero), pues me parece que tienen la parte de cerebro porque me tocaba. )

Entonces, que es lo que causa en mi el desasosiego? que es lo que evoca esa desesperación absurda de mis tardes?


-Señor, he descubierto que no te escucho como debiera hacerlo, y es por eso que sigo siendo un vaso medio lleno...


0 muestras de q alguién leyó:

I ♥ DJ'S

I ♥ DJ'S
Jess on the deck!

Jess* on the decks!

Jess* on the decks!
☼♪♥♫♥♪☼