lunes, 21 de septiembre de 2009

Víctima de mi propia estupidez...

Dice don Albert Einstein que "sólo hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana [...]"


Pues si... En efecto, yo siempre he sido fiel a la frase.. Claro, siempre la arrojé por allí en los lugares circunvecinos donde actúan individuos q más bien clasifican de animales y no de humanos (x eje: La muni, el hospi, etc). Pero este sábado ¡yo misma me convertí en víctima de esa estupidez tan infinita!

Me tomé unas buenas vacaciones, visité la familia, hice mis compras, salí de fiesta con l@s amig@s, y al final, calculé dejar dinero suficiente en mi cuenta para subsistir por una semana hasta mi nuevo pago. Todo estaba fría mente calculado, y como además odio San José (lo siento, no lo puedo evitar, soy india), planeé mi rápido paso por la capital con un práctico billetico de ¢10 mil, que sería suficiente para mis 12 horas de viaje entre los buses insalubres y las sodas asquerosas q me toca frecuentar en el transcurso. Todo normal.

El pequeño detalle, fue que en la madrugada, en lo q me alistaba para tomar el bus de las 5:00.am -el primero de 4- mi hermosa madre me pidió algo de dinero; yo -más dormida q otra vara- "sabiendo" que tenia 15 rojos, le extendí un puma que pensé era un tucán..... ESTUPIDEZ #1

Cuando me bajé a desayunar (y ya pa' colmos cuando me había bebido el delicioso chocolate caliente del Cerro e la muerte) me percaté de que sólo contaba con 5 rojos que ahora, se habían reducido a ¡4,645 para ser exactos!.. Por un momento me pasó por la cabeza aprovechar q en el bus iba gente del terruño, pedir mil pesos prestados y decirles q se los cobraran a mi papá en lo q volvieran... Pero ¿para qué? la pena me ganó. Ni hablar, hice algunos cálculos matemáticos -¡cn lo mala q soy para eso!- y concluí q si un pasaje vale tres mil y resto, y el taxi lo más q me cobra son dos rojos de terminal a terminal, pues, tenía apenas lo suficiente para hacer la jornada. En todo caso, tenía mi tarjeta para pagar el primer tickete, lo q me dejaría hasta con dinero extra. ESTUPIDEZ #2

....Y como le gritaría yo usualmente a quién se equivoca: "Wroooong!!!"
Tomé un taxi. El taxista, unos metros antes de la terminal paró el carro, y me dijo -más cm una orden q una petición- que me bajara a esperar ahí el bus q ya iba a pasar para que no me agarrará más tarde. Yo le alegué, q de ninguna manera me iba a quedar ahí, q me daba pavor y q ¡¡¡x eso había tomado un taxi -imbécil-!!! Él, sin prestar la menor atención, me apresuro y me señalo el bus que ya se acercaba y le hizo parada... En ese momento me dijo: "son 3mil" ¡O.o! ¬¬... Sí. ¡Me dejé meter el dedo! al ver al chofer del bus cerrando la puerta del maletero cn mi maleta adentro, y así fue cm quedé con un saldo a favor de un rojo y un menudillo.... ESTUPIDEZ #3

Comienza aquí la ESTUPIDEZ #4: El bus al que me acababa de subir no iba directo a mi destino final, sino al pueblo antes de este. El chofer OBVIAMENTE no porta máquina que me permita pasar mi tarjeta. Y en ninguna de las 2 paradas q harán hay un cajero automático. Sólo tengo un rojito y el pasaje cuesta 3, sin contar que desde donde debía bajarme aún me faltaban 2 buses más que tomar (y PAGAR).
OK. ¡Q no cunda el pánico! aún estoy en control... Tengo un par de amigos en ese pueblo que podrían ir a mi encuentro.
Amiga 1: "Con mucho gusto, claro!"[...] "¿Q? No, a esa hr no puedo, soooorry :("
Amigo 2: "Dejé su mensaje después del tono..."
OK. Ahora sí que no tengo a nadie, el plan C de este asunto es: bajarme en la parada de descanso del camino y hablar con el chofer apelando a su compasión. PERO, me quedé dormida para entonces y cuando desperté, la gente ya habia subido de nuevo al bus y el Señor Conductor (un hombre en sus 50's, gordito y con cara de simpaticon) esta frente a mí diciéndome: "son 3 mil seiscientos" ESTUPIDEZ -garrafal- #5
Abrí los ojos, muy muy abiertos, miré mi billetera, la tenía entre las manos, y cuando iba a responderle q no tenía esa suma.. Se me quebró la voz ¡y comencé a llorar cm cuando tenia 6 años y estaba asustada! Entre mi lloriqueadera (que juro no era para manipular cm en otras ocasiones) le dije que no tenia dinero, y le mostraba la cartera insistentemente, mientras le explicaba estúpidamente que traía muy poco efectivo y el taxista me cobró más de la cuenta...
Don Conductor (cm la mayoría de los hombres d la tierra) no entendió los maullidos llorosos pero se conmovió hasta el alma ante el llanto de una dama -q bien pudo haber sido su hija, madre, hermana o esposa- ¡que había sido asaltada!... Esa fue la conclusión a la q el llego, aunque yo nunca la mencione; pero que me dejo viajar de gratis.
Sí. Fue horriblemente degradante haber llorado frente a todos los humanos vinos del bus que enfocaron sus ojos de curiosidad -sino burla- hacía la Magdalena. Pero encontre humanidad.


Todo lo anterior me dejó una lección a mí, a mí que rajo de ser friamente calculadora y precavida en mis planes y super experimentada viajera. Para q vea q hasta al mejor mono se le cae el banano, y que mi estupidez sigue siendo tan infinita cm la del resto de la humanidad.. Incluso tanto cm para hacerme víctima de ella.

12 muestras de q alguién leyó:

joselop44 dijo...

UNa buena lección aprendida. me ha encantado el modo en que has ido relatando cada uno de los pasos.
Saludos

Gama dijo...

Definitivamente, la maldicion del pollo chingo te cayo jajajajajja!!!pero al menos llegaste amiga.

delfin en libertad dijo...

Que terrible trayecto, me imagino que quedaste con una pesadez mental espantosa, toda una odisea mortal. Pero dentro de todo el texto muy bien descrito, claro cualquiera se hubiera pueso a llorar, no me quiero imaginar, que gacho. Las horas se hicieron eternas creo, no,no de película está...de suspenso. Pero es mejor verlo como un aprendizaje. Un abrazo.

Kri§ dijo...

Jajajaja no sabe cómo me reí con su post! Sobre todo porque a mí me pasó algo parecido una vez y yo me repetía una y mil veces "estúpido soy, estúpido soy!" jaja definitivamente uno aprende mucho de estas experiencias. Buen blog, me seguiré pasando por acá seguido.

Saludos.

B.i.t.c.h dijo...

☼ Joselop, saludos! Y q grato q le hayan gustado mis estupideces del viaje jajaja. Hay q ver cm termina uno tragandose su ego para aprender lo q aun no sabe.

☼ Mr.Gama, la del pollo, la del sapo y la del pizote =P
Y definitivo, la dicha fue llegar al fin, abrazo.

☼ Delfin, has percivido exactamente lo q se siente esa peqña odisea q conte, justamente así quede. Gracias por por el comentario, q bueno q gusto mi texto pesadilla jajjaja. Abrazos!

☼ Kris, q bueno q te saqué las risas, me debes un año de vida saludable =P Yo hasta el momento sigo cn su frase en la boca: "q estupida soy!" jajajaj. Pasate cuando quiereas, igual t hice visita yo jajajaj, bye.

Indigo dijo...

B.i.t.c.h, volviste! Que alegria!

Me he reido como desquiciado con la historia, digna de un guion!

Lo que mas me destrozo de risa fue la parte de que le paso a su mama un puma pensando que eran 5 rojos! Genial!

Y pa la prox ud sabe q tiene amigos blogeros en chepe q la pueden ayudar.

Un abrazo.

ELES dijo...

En esta vida en que nadie cree en nadie (gracias al poco de sinvergüenzas) a veces hay que llorar para recibir compasión. Bien contada la historia, entretenida

B.i.t.c.h dijo...

☼ Indigo, pues sí! Cm no volver para satisfacer tu capricho!? ;)
Y la torta con el billete fue mortal XD. Gracias x tu amable ofrecimiento... Lo hubiera aceptado de no estar tan apresurada. La próxima será jajaja pero en condiciones menos estupidas espero!

☼ Eles, gracias x pasar. Las lagrimas en efecto me mostraron desarmada... A menos que le dejara al chofer mis zapatillas o mi cartera vacia, no portaba nada + de valor :s... Un poco de compasión no venia de más.
Saludos.

Indigo dijo...

Jajaja su humildad me sorprende!

A ver si cuando viene de nuevo por estos parajes se confunde y me da "un tucan" jaja. Mejor la invito yo al café para que no pase por el peligro de manejar dinero jaja.

Un abrazo.

Dica dijo...

Arg que sal, definitivamente todo se fue al inodoro con el taxista, si uno no se pone vivo lo dejan chingo en media calle; yo soy que de la tarifa promedio a mi destino acepto (cuando hay presa) pagar 500 colones extra, si supera esa suma que se cuide el vivo del taxista y vaya a ver a quien le roba al descaro.

Que ternura el chofer, sin duda llegó a la conclusión más aceptable para él, en el menor tiempo posible con tal de dejar de estar frente a la magdalena, muchas personas no saben como actuar ante las lágrimas.

Saludos y la próxima le pide plata a la persona que vaya a la par suya, a mi una vez me funcionó.

B.i.t.c.h dijo...

☼ Indigo, trato hecho!!! (Lo del cafe, no lo del tucán ¬¬)

☼ Dica, no tenia a nadie a la par!! Y me dio demasiada pena pedir en el bús :( asi o más feo? jajaja gracias a Dios ya pasó :*
Saludos.

mi pais inventado... dijo...

Bueno una leccion mas que aprender!!!!
Un abrazo,

I ♥ DJ'S

I ♥ DJ'S
Jess on the deck!

Jess* on the decks!

Jess* on the decks!
☼♪♥♫♥♪☼