sábado, 21 de mayo de 2011

Es difícil ser hija de un alcoholico.
Nunca sufrí violencia fisica ni verbal, pero sin duda se me violento la paciencia.
Se que hay enfermedades peores que le pueden suceder a un padre, pero sin duda, esta deforma el alma de los hijos de una manera diferente...
Hay quienes toman la misma ruta y habemos otros que quedamos marcados odiando el vicio con todas nuestras fuerzas.
En mi caso, veo como mi hermano escogió el primer camino y como yo doblemennte odio los vicios.

Hoy estoy llorando, llorando mucho... Y con el corazón hecho un puñito.. Porque a pesar de que tengo 26 y no 6 añitos, aún creo(quiero creer) en las promesas de sobriedad de mi padre y cuando las rompe me rompe un pedacito más de corazón...
Tal vez el hecho de que no pueda confiar en ningún hombres es el resultado de esto, sé que no es correcto, pero ya estoy marcada y me es tan difícil superar estas cosas.

Apenas pude busque alejarme de esta situación y me mude largo de él, pero ya veo que aún me afecta.

De verdad compadezco a todos aquellos que tienen un padre (madre) alcoholico. Ojalá sean fuertes y no sigan el mismo camino.

I ♥ DJ'S

I ♥ DJ'S
Jess on the deck!

Jess* on the decks!

Jess* on the decks!
☼♪♥♫♥♪☼